Suscr铆bete

La lista negra de la Biblia

biblia dios maldad rebeli贸n salvaci贸n verdad Apr 10, 2024
La lista negra de la Biblia
  • Una lista negra es el depósito de nombres de personas cuyas acciones son catalogadas como malas.
  • El mundo actual no está de acuerdo con una lista negra porque discrimina o intuye que hay intenciones torcidas detrás.
  • Sin embargo, el mundo no tiene la verdad objetiva porque su estándar moral está regido por cada ser humano.
  • Solo Dios tiene la verdad absoluta por ser Creador y Dios, así que su estándar moral es verdadero y lleno de gracia.
  • Debido al pecado, todos los hombres y mujeres son destituidos de la gloria de Dios y muertos espiritualmente. Todos son malos.
  • Por la gracia y misericordia de Dios, encuentran en Dios el camino a la rectitud y santidad por la fe en Jesús.
  • La Biblia nos presenta personajes que definitivamente no creyeron en Dios ni siguieron sus caminos, en efecto, su maldad los cegó.
  • Dios nos presenta las acciones de estos personajes para que nosotras aprendamos de sus actos para no cometerlos y depender de Dios.

 

¿Quieres aprender a leer la Biblia correctamente? Nosotras te ayudamos. Haz clic aquí para descargar nuestros recursos bíblicos gratuitos.

 

La lista negra de la Biblia

¿Has considerado que existe una lista negra en la Biblia? Si es así, ¿por qué crees que eres o no parte de ella? Indaguemos más sobre este tema para que conozcamos el carácter amoroso y justo de Dios.

En un sitio de internet encontré esta definición de «lista negra»:

«Si un individuo o un colectivo es considerado peligroso, desleal, subversivo o contrario a unos intereses determinados, es muy probable que su nombre acabe figurando en una lista de personas non gratas. Este tipo de registro se conoce popularmente con un término, lista negra. Como criterio general, quien confecciona esta modalidad de listado tiene el objetivo de perjudicar a quienes están incluidos en el mismo. Si todas las personas deben ser consideradas por igual, el uso de una lista negra supone una forma de discriminación. En líneas generales la elaboración de un inventario de personas “peligrosas” obedece a razones secretas y, por lo tanto, esta clasificación no se conoce de manera oficial»[1].

Si nos quedamos con esta definición, llegaríamos a la conclusión de que ser un individuo peligroso, desleal y subversivo queda a criterio e interpretación de los seres humanos.  Lo que nos dejaría con la pregunta: ¿Quién es verdaderamente malo para estar en la lista negra? Las preguntas pueden continuar: ¿Hay personas buenas en el mundo? Y si las hay, ¿cómo las identificamos o bajo qué criterio afirmamos que alguien es bueno o alguien es malo? Si tan solo fuera por la moralidad de una persona, nuestro juicio sería subjetivo, ¿cierto? Entonces, ¿quién tiene el estándar objetivo de qué es bueno y qué es malo? ¿Quién es bueno y quién es malo? ¿Cómo se hacen buenos o malos?

La verdad

Lo cierto es que sí hay una moralidad objetiva, una que no proviene de los hombres, de otro modo, ¿qué tendría cada hombre de especial para ser el estándar de la verdad? Nota lo que dice la definición que te presenté: «Si todas las personas deben ser consideradas por igual, el uso de una lista negra supone una forma de discriminación». Es cierto que las personas deben ser consideradas por igual, es decir, tienen el mismo valor y dignidad. Sin embargo, hay una razón para esto: Dios los ha creado a su imagen y semejanza (Gn 1:27). El mero hecho de ser creados por Dios los hace dignos y valiosos. Por otro lado, esta declaración está obviando una verdad sumamente importante: todos somos pecadores (Ro 3:9-18), por ende, estamos destituidos de la gloria de Dios (Ro 3:23). ¿Por qué? Porque hemos pecado al quebrantar la ley de Dios (1 Jn 3:4). Ahora bien, para aceptar esto, debemos reconocer que Dios es Dios y existe (He 11:6), y que su Palabra es verdad para transformarnos (Jn 17:17), algo que todo ser humano busca.

La Biblia dice que la única diferencia entre una persona mala y una buena es Jesús presente dentro de una persona. Los malos son aquellos que abiertamente han desobedecido la ley de Dios para seguir su necedad sin apartarse de ella (Ro 1:21-23). Los buenos, o más bien, los justos, como la Biblia los llama, son aquellos que han recibido salvación por gracia de Dios. Aquellos que, al escuchar el llamado de Dios para acercarse a Él en arrepentimiento y fe, obedecieron a ese llamado y se postraron a sus pies.

Esa es la verdad que la Biblia nos ofrece. Desde Génesis 3:15 encontramos dos tipos de personas: quienes proceden de la simiente o descendencia de Satanás y quienes proceden de la simiente o descendencia de Jesús. La Biblia nos muestra dos grupos: los que siguen al padre de la mentira y el engaño y los que siguen al Padre de la luz y verdad. Hay un pueblo de Dios y uno que no es pueblo; hay personas que creen en el Dios verdadero de las Escrituras y quienes no creen en Él a pesar de que Él se los ha hecho saber a través de la creación y la ciencia (Ro 1:19-20).

En nuestros días, en medio del bufé de verdades, todos parecen sentarse en la tribuna de los buenos basado en sus criterios. Lastimosamente, la ignorancia es su juicio, a menos de que volteen a Dios que salva y sigue salvando. La Biblia nos presenta diferentes personajes, algunos que obedecieron a Dios y otros que no. La Biblia también describe a aquellos que se disfrazan de creyentes, pero que, al final de sus días, demuestran que nunca lo fueron.  Ningún personaje ha sido perfecto, ¿cuál, entonces, es la diferencia? La gracia de Dios y la respuesta del hombre al llamado de Dios para obedecer todos los días de todo corazón.

¿Por qué escribir acerca de esto?

Esta nueva serie que traemos a tu conocimiento y meditación no pretende colocarte como cristiana en un lugar de superioridad, pero sí colocarte en la posición de vivir conforme a la verdad que te ha sido regalada. Usualmente, leemos la Biblia queriendo ser las perfectas de la historia, pero si somos realmente honestas, a veces nos parecemos más a Saúl, a Judas, a Jezabel, a Esaú, a Simeón el mago o a Safira, entre otros.

Estamos viviendo tiempos en los que, como la Iglesia del Señor, necesitamos mostrar al mundo que verdaderamente somos luz y sal de Dios. Cada una de nosotras está llamada a representar a Dios donde sea que nos encontremos, de manera que las personas quieran conocerlo y se encuentren con que nuestra forma de vivir y de ser refleja al Dios de la Biblia, incluso cuando pecamos y fallamos, para que puedan ver que hay perdón y gracia suficiente en Cristo para perseverar y madurar. La Biblia es clara cuando dice que no hay ni uno bueno (Ro 3:10). Incluso, Jesús dijo al joven rico: «¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino solo uno, Dios» (Mt 10:18). El contexto de este pasaje es que Jesús enseña que no puedes llamarte bueno si no haces la voluntad de Dios en su Palabra, lo que distingue a un verdadero cristiano es que hace la voluntad de Dios, ¿cuál? La que ya está escrita en la Biblia.

En esta serie vamos a evaluar nuestros corazones a la luz de las acciones, pensamientos y motivaciones de personajes de la  Biblia de quienes no se suele escribir, pero que nos enseñan mucho sobre el carácter de Dios y el corazón del hombre —de nosotras. Estoy segura de que esta serie te ayudará a leer la Biblia buscando la gracia y misericordia de Dios para creer en sus promesas y quebrantar tu corazón al ver tu gran y real necesidad de Él. En palabras de Jesús: «Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en Mí y Yo en él, ese da mucho fruto, porque separados de Mí nada pueden hacer» (Jn 15:5). En la Biblia no hay intenciones secretas de Dios acerca de su justicia y la injusticia del hombre, Él ha revelado las obras de los hombres para que busquen a Dios y se parezcan a su Hijo (Ro 8:29). Solo Dios conoce los personajes de la lista negra, así que mientras el juicio final revele su identidad, Dios nos ha dejado la Biblia para nosotras guardarnos de seguir sus pasos.

 

Aprende

¿Consideras que hay una lista negra en la Biblia? ¿por qué sí o por qué no?

Vive

Lee Juan 14:15, Mateo 7:17-18 y Mateo 22:9-13. Responde, ¿cuál es el mensaje de estos tres pasajes? ¿A qué te está llamando Dios? Ora al Señor para que en esta semana traiga a tu mente áreas que necesitas entregarle y trabajar en ellas.

Lidera

Lee esta serie con aquella amiga que no se ha dado cuenta que en su orgullo está dejándose de parecer a Jesús. Ora por quienes no conocen al Señor para que, a través de nuestras obras vean al Padre (Mt 5:16).

 

Recursos

https://www.coalicionporelevangelio.org/entradas/gerson-morey/verdades-maldad-hombres/

https://viralbeliever.com/es/personajes-de-la-biblia-que-cambiaron-de-malos-a-buenos-kgrq422/

 

[1] https://significado.com/lista-negra/

 

 

¡Únete Reformadas hoy!

Y accede a los estudios Bíblicos gratuitos que satisfacen tu alma y aumentan tu fe.

隆Da clic aqu铆!