Telegram

Tres razones por las que necesitamos conocer a Dios

reformadas teologando teología Jul 25, 2022
Tres razones por las que necesitamos conocer a Dios
  • Conocer a Dios implica conocer su carácter
  • Conocer a Dios implica conocer su obra
  • Conocer a Dios implica conocer a su Hijo
  • Necesitamos conocer a Dios, su obra, a su Hijo en el poder del Espíritu Santo para responderle con vidas que muestran nuestro amor por Él
  • No puedes amar lo que no conoces, y no puedes tener una relación con alguien si no has profundizado en quién es Él
  • El estudio de Dios es para todo hijo e hija de Dios que desea amar a Dios y vivir en una relación constante con Él.
  • No solo de experiencias vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios, esto es toda la Biblia.

 

Tres razones por las que necesitamos conocer a Dios

¿Te asusta la palabra «Teología»? Aquí tres razones por las que necesitas enriquecer tu teología

Pero antes de darte las tres razones, brevemente quiero compartirte lo que es Teología.

La Teología es sencillamente el estudio de Dios. Es tener conocimiento del carácter de Dios tal cual Él lo ha dejado escrito en la Biblia a su pueblo. Si esto es así, entonces todos los seres humanos tenemos un conocimiento de Dios, ya sea porque nos fue enseñado, heredado por la cultura o tradición, o por nuestros pensamientos. La pregunta sería: ¿es tu teología, o conocimiento de Dios, coherente con la Biblia?

Muchas de nosotras no recibimos la enseñanza de estudiar a Dios. Sin embargo, Dios sí nos invita a conocerlo, y solo lo podemos conocer si lo estudiamos. El problema quizás es la palabra «estudiar» porque la asociamos con estructura, aburrimiento y dificultad, pero sobre todo, como si se tratara de una actividad no espiritual. 

Déjame decirte que estudiar a Dios no es nada parecido a esa asociación, por la simple razón que fue Dios quien decidió revelarse a cada hombre y mujer cuando los creó. Por ejemplo, habló con Adán, habló con Caín, habló con Noé, habló con Abraham para contarles sobre quién es Él y cuál era su plan. Habló con Moisés para proveer la ley a su Pueblo, habló a los profetas para advertir al pueblo de no volverse a los ídolos de las naciones, para arrepentirse y volverse a Él, habló a los discípulos por medio de su Hijo, y habla hoy a su pueblo por medio de su Palabra con la ayuda del Espíritu Santo.

Entonces, ¿cuáles son esas tres razones para aprender Teología?

Uno, porque conoces su carácter

Primeramente, Dios reveló quién es Él a través de su carácter. «Yo soy compasivo», «Yo soy santo», «Yo salvo», «Yo perdono», «Yo soy justo», «Yo no tolero la maldad», «Yo soy fiel», «Yo soy bueno», «Yo soy Todopoderoso», «Yo siempre he existido», «Yo soy Rey y Creador», «Yo gobierno todo», «Yo te amo». 

¿Cómo respondes a estas aseveraciones y muchas más acerca del carácter de Dios? ¿Cómo vives delante de Él en consecuencia de quién es Él? ¿Te lo has preguntado? Solo piensa. Si Dios es Todopoderoso, ¿qué significa? Si Dios salva, ¿me salva de qué y por qué? Si Dios es justo, ¿cómo se ve su justicia? ¿Dónde la veo? Las respuestas te dirigen a un lugar: la Biblia. Porque es en este libro donde las palabras de Dios te revelan quién es Él. 

Dos, porque conoces su propósito

Cuando conoces el carácter de Dios a través de lo que Él dice de sí mismo, inevitablemente te encontrarás con lo que Dios hace como consecuencia de su carácter. Dios inicia todo cuando crea, pero el hombre creado lo rechaza y peca. Dios es bueno y el hombre no. Dios es misericordioso y le promete rescatarlo de su maldad por medio de alguien más que nos represente delante de Él. 

Adán y Eva fueron los primeros hombres creados por Dios; algunos dicen que venimos del mono, pero no es así. Más bien, venimos de dos seres humanos que nos representaron delante de Dios, pero fallaron. Toda la raza se arruinó hasta lo más profundo, por lo que necesitábamos a otro Adán que nos representara (Ro 5:19), uno que Dios enviaría a través de su plan, y quien verdaderamente haría una nueva raza que cumpliera el propósito de Dios: adorarlo, servirlo y amarlo.

Tres, porque conoces cómo vivir para Él

¿Me estás siguiendo? Dios bueno creó, luego tuvo un propósito con su creación, el cual compartió con los primeros seres creados: administrar la tierra, multiplicarse, representarlo en medio de la creación (Gn 1:26-31). El hombre no deseó a Dios, sino a sí mismo, porque no creyó en las Palabras de Dios. Pero Dios no abandonó su creación y envió a su Hijo Jesucristo a vivir una vida obediente, a morir por el pecado y la muerte, y a resucitar para darnos la esperanza de una vida eterna con Él.

Todo este conocimiento nos debe llevar a creer en quién es Él, en su historia desplegada en toda la Biblia, en su propósito en crearnos y crear este mundo. Conocerlo debe producir una respuesta dentro de nosotras, por medio de su Espíritu, el cual nos es dado cuando creemos en su Hijo, quien Dios dejó como representante o mediador entre nosotras y Él (1 Ti 2:5). 

Naturalmente, lo que aprendes necesita tener una respuesta tuya que proceda de tu corazón, que se nutrirá de tu tiempo en la Palabra todos los días. Pues no consiste solo en saber, sino en saber para obedecer a Dios por amor. Ese conocimiento de Dios, por tu tiempo en la Palabra, es el que moldeará tu perspectiva para relacionarte con Dios, con otros, con tu pareja, con tus hijos, con tus padres, con la sociedad, y transformará tu corazón, un día a la vez.

No tengas miedo de la palabra «Teología». Como un conocido pastor, R. C. Sproul, dijo: “Todos somos teólogos, porque todos tenemos un conocimiento de Dios”. Así que, una vez más, mi pregunta es: ¿es tu teología, o conocimiento de Dios, coherente con la Biblia?

Aprende

¿Cuáles son las tres razones por las que necesitamos conocer a Dios?

Vive

Lee Éxodo 34:5-6 y describe los atributos que Dios provee sobre sí mismo a Moisés. Luego, escribe cómo afectan tu vida para responder en quién es Él.

Lidera

Comparte con otras la importancia de conocer a Dios, porque no solo de experiencias y emociones vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios.

https://integridadysabiduria.org/la-importancia-de-conocer-a-dios/

https://www.compellingtruth.org/Espanol/conocer-a-Dios.html 

 

¡Quedan pocos lugares para registrarse al webinar GRATIS de Teologando! 

Nos vemos este miércoles 27 de julio a las 7:00 p.m. Hora de Ciudad de México en la sesión de Teologando: ¿Necesito la teología en mi vida?

¡No te lo pierdas! Regístrate aquí para participar: https://www.reformadas.com/registro-para-teologando-1

¡Únete Reformadas hoy!

Y accede a los estudios Bíblicos gratuitos que satisfacen tu alma y aumentan tu fe.

¡Da clic aquí!